Londres. El euro tocó un máximo de una semana, mientras que las acciones y las materias primas rebotaban este martes, en momentos en que los jefes financieros de las economías avanzadas de todo el mundo se preparan para sostener conversaciones de emergencia sobre la crisis de deuda de la zona euro.

Los inversores también esperan que la intensificación de los problemas en Europa y decepcionantes datos en China y Estados Unidos pueda llevar al Banco Central Europeo (BCE) y la Reserva Federal a anunciar algunas medidas de estímulo para ayudar a sus economías.

El euro llegó a subir hasta US$1,25429, su nivel más alto en una semana, extendiendo su rebote desde el mínimo en dos años de US$1,2288 que tocó este viernes, aunque aún queda mucho de inquietud sobre la posibilidad de que una acción coordinada de los gobiernos o los bancos centrales.

"El respiro luce temporal a menos que sea seguido de medidas concretas fuera de la zona euro para contener la crisis", dijo Mitul Kotecha, jefe de estrategia global cambiaria de Credit Agricole CIB.

La noticia de las conversaciones entre los ministros de finanzas del Grupo de las siete principales potencias industrializadas (G7) impulsó más temprano al índice MSCI de acciones asiáticas fuera de Japón un 1,2%, cortando una racha de cuatro días de pérdidas.

Las acciones mundiales subían un 0,2%, a 292,01 puntos.

El índice Euro STOXX 50 abrió con un alza de un 0,6%, a 2.091,14 puntos, ampliando su ganancia del lunes de un 0,5%, pero en volúmenes discretos ya que los mercados del Reino Unido permanecen cerrados por un feriado.