Brasilia. El sector público consolidado brasileño registró un déficit de 3.401 millones de reales (US$821 millones) en julio pasado, cifra menor que en el mismo período de 2017, cuando alcanzó 16.138 millones de reales (US$3.898 millones), informó este viernes el Banco Central (BC) de Brasil.

Los números del informe se refieren al desempeño fiscal del gobierno central, estados, municipios y empresas estatales, excluidos bancos, la petrolera Petrobras y la compañía de energía Eletrobras, y sin contar el pago de intereses de deuda.

De acuerdo con el jefe adjunto del Departamento de Estadística del BC, Renato Baldini, la mejora en las cuentas públicas en julio se debió al aumento de la recaudación del gobierno federal, incluidas regalías del petróleo.

En los siete primeros meses del año hubo un déficit primario de 17.825 millones de reales (US$4.305 millones), frente al resultado también negativo de 51.321 millones de reales (US$12.396 millones) del mismo período de 2017.

En el acumulado en 12 meses cerrados en julio, las cuentas públicas quedaron con saldo negativo de 77.086 millones de reales (US$18.619 millones), que corresponden al 1,14% del Producto Interno Bruto (PIB).

La meta para el sector público consolidado es de un déficit primario de 161.300 millones de reales (US$38.961 millones) para este año.

El déficit nominal, formado por el resultado primario y los resultados de los intereses, alcanzó el mes pasado 29.162 millones de reales (US$7.043 millones).

De enero a julio, el resultado negativo se situó en 246.562 millones de reales (US$59.556 millones), ante 286.387 millones de reales (US$69.175 millones) en igual período del año pasado.

En 12 meses, el déficit nominal se situó en 471.584 millones de reales (US$113.909 millones), lo que corresponde al 7% del PIB.

La cifra es seguida con atención por las agencias de calificación de riesgo para la definición de la nota de crédito que califica la solvencia financiera de los países.

Los gastos con intereses se situaron en julio en 25.762 millones de reales (US$6.222 millones), contra 28.482 millones (US$6.879 millones) en el mismo mes de 2017.

De enero a julio, esos gastos llegaron a 228.737 millones de reales (US$55.250 millones), contra 235.066 millones de reales (US$56.787 millones) en igual período de 2017.

En 12 meses cerrados en junio, los gastos con intereses sumaron 394.497 millones de reales (US$95.289 millones), lo que corresponde al 5,86% del PIB.