La tasa de mora de las personas físicas, que mide el atrasos en el pago de créditos superiores a 90 días, cayó de 7,9% en enero hasta 7,7% en febrero, el menor nivel desde noviembre de 2011, informó este martes el Banco Central.

En una nota, el jefe del Departamento Económico del Banco Central, Tulio Maciel, explicó que es notoria la caída de la insolvencia de los consumidores en los préstamos con recursos libres (de uso discrecional).

"En febrero, observamos un retroceso de la mora en el segmento que recibía más atención: el de las personas físicas con crédito libre. Ya da más señales de retroceso. Dio un cierto alivio. Eso se debe al crecimiento de la renta y del empleo", afirmó Maciel.

En tanto, la tasa de mora en las operaciones de bancos con empresas, aún en el sector de recursos libres, sumó 3,7% en febrero, el mismo nivel desde diciembre del año pasado.

En ese tipo de operaciones, la mayor tasa alcanzada --en la serie histórica contabilizando el actual método de cálculo, que inicia en noviembre de 2011-- fue en octubre del año pasado, cuando llegó a 3,8%.

Considerando la tasa total de mora, que incluye operaciones con personas físicas y empresas, en los préstamos con recursos libres, hubo una caída de 5,7% en enero al 5,6% en febrero.

La reducción de los atrasos en los pagos de crédito desde el segundo semestre del año pasado coincide con la política del gobierno brasileño de obligar a una disminución de las tasas de interés que cobran los bancos, las cuales están en su menor nivel histórico desde julio del año pasado.