Nueva York. El dólar cayó este miércoles frente a las principales monedas, después de que datos económicos positivos alrededor del mundo aliviaron los temores sobre la salud de la economía global, impulsando el apetito de los inversionistas por activos de riesgo.

El sector manufacturero de Estados Unidos creció más rápido de lo esperado en agosto, mientras que la actividad fabril en China recobró fuerza y la economía australiana se expandió a su ritmo más fuerte en tres años durante el segundo trimestre.

El euro trepó por encima de US$1,2850 temprano en la sesión y el dólar australiano avanzó 2% contra la moneda estadounidense al subir las acciones y los precios de las materias, en medio de menores temores a una nueva desaceleración de las economías del mundo.

Sin embargo, los analistas advirtieron que el avance del apetito por el riesgo podría ser corta duración, ya que la economía global aún no sale de sus problemas.

Los analistas esperan que las monedas consideradas como refugio seguro se mantendrán firmes después de que el yen tocara un máximo de 15 años la semana pasada por los temores respecto a una desaceleración en la recuperación de la economía estadounidense.

"Lo que hemos visto es cierto movimiento para alejarse del dólar", dijo Brendan McGrath, gerente de soluciones empresariales con Custom House, una compañía de Western Union en Victoria, British Columbia. "Hoy de nuevo el riesgo es favorecido un poco, principalmente debido a los buenos datos de Australia y China".

En tanto, la directora de investigación cambiaria de GFT en Nueva York, Kathy Lien, dijo que "la aceleración en la actividad manufacturera en Estados Unidos y China alivia parte de los temores sobre una desaceleración global y a una recaída en recesión en Estados Unidos".

En las operaciones al caer la tarde en Nueva York, el índice dólar, que mide el desempeño del billete verde frente a una canasta de seis monedas de referencia, cayó 0,8% a 82,500.

En tanto, el euro, ganó 0,9% a US$1,2800.

El dólar australiano trepó 2,0% a 0,9080 dólares estadounidenses. La moneda australiana tocó un máximo de la sesión US$0,9098, su mayor nivel en dos semanas, después de que el dato sobre el PIB del país reviviera las expectativas de un nuevo incremento en las tasas de interés.

Contra el yen, el dólar subió 0,3% a 84,41 yenes. Antes había tocado mínimos de sesión de 83,69 yenes, según datos de Reuters.

El euro trepó 1,2% a 108,02 yenes.

En Estados Unidos, el índice de actividad manufacturera que elabora el Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM) subió a 56,3 en agosto desde 55,5 en julio.

El resultado superó las expectativas del mercado y ayudó a los inversionistas a ignorar un informe anterior que mostró que los empleadores privados estadounidenses recortaron inesperadamente 10.000 puestos de trabajo en agosto.

El gobierno estadounidense publicará el viernes su informe sobre el mercado laboral de agosto. El dato es clave para evaluar la salud de la economía del país.