Londres. El índice dólar operaba cerca de mínimos de tres años el viernes y podría cerrar su quinta semana seguida de pérdidas en la que sería su racha bajista más larga desde mayo de 2015.

* Esta semana, la moneda estadounidense tocó un mínimo desde diciembre de 2014. La ola de ventas se produjo por la visión de que otros bancos centrales subirán las tasas de interés que actualmente están en mínimos, tal como la Reserva Federal.

* A las 1145 GMT, el índice dólar perdía un 0,10%, a US$90,411, cerca del mínimo del jueves de US$90,113. En lo que va de 2018, el índice ha perdido un 2%.

* Se anticipa que durante la sesión del viernes el índice dólar se mantenga cercano a esos niveles. Sobre la divisa pesan además temores de una potencial paralización de las actividades del Gobierno estadounidense.

* El jueves, la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó una extensión de financiamiento hasta el 16 de febrero para evitar la paralización del Gobierno. La medida enfrenta perspectivas inciertas en el Senado.

* El euro se apreciaba un 0,18%, a US$1,2260, cerca de US$1,2323, el máximo de tres años del miércoles. La moneda común europea ha ganado más de medio punto porcentual desde el lunes y podría cerrar su quinta semana seguida de ganancias.

* Contra el yen, el dólar caía un 0,36%, a 110,69 unidades. El repunte que logró desde sus mínimos de cuatro meses del miércoles se estaba borrando pese al alza en los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense.

* Otro factor que ha presionado a la baja al dólar es que los inversores globales, incluyendo fondos soberanos de inversión y bancos centrales, están diversificando sus tenencias de divisas.