LONDRES.El dólar se encuentra con tendencia dispar y el euro ha subido en un momento en el que los inversores se posicionan antes del dato de empleo de Estados Unidos, a las 1230 GMT.

La libra cae después de que los últimos datos macroeconómicos reforzaran el temor de que Reino Unido va camino de recaer en la recesión.

El sentimiento general hacia el riesgo es ligeramente positivo, aunque la reacción del mercado a los datos de empleo en Estados Unidos es muy impredecible, especialmente por ser festivo el próximo lunes, lo que probablemente reducirá la liquidez en muchos mercados financieros.

El consenso de Dow Jones Newswires prevé una caída de 110.000 en las nóminas el mes pasado, algo menos de la caída de 130.000 registrada en julio.

A pesar de que un mal dato de nóminas impulsará las expectativas de una mayor expansión cuantitativa en Estados Unidos, lo que en teoría afectaría a la divisa del país, el dólar podría realmente salir beneficiado si el dato rebaja el apetito por el riesgo de nuevo y lleva a los inversores a moverse hacia activos refugio, como es el propio dólar.

Algunos analistas consideran que la mezcla del ánimo hacia el riesgo y una menor liquidez podrían dejar al dólar en unas condiciones de negociación de elevada volatilidad.

El euro logró algo de apoyo en la subida del PMI de la eurozona.

La especulación sobre una posible intervención de Japón para parar la subida del yen aumentó antes de la elección del líder del gobernante Partido Democrático de Japón, que podría derribar al primer ministro, Naoto Kan. Hay posibilidades de que si de esa elección surge un nuevo primer ministro más populista se produzca una intervención, a pesar de que algunos altos cargos advirtieron el viernes que cualquier actuación debe ser coordinada con Estados Unidos para tener éxito.

A mediodía, el euro subía a US$1,2837 desde US$1,2821 a última hora de este jueves en Nueva York, según EBS. La divisa única también subía a 108,36 yenes desde 107,96.

El dólar avanzaba a 84,41 yenes desde 84,21 y a 1,0154 francos suizos desde 1,0128.

La libra subía a US$1,5412 desde US$1,5388.