Nueva York. El dólar caía este jueves ante una cesta de monedas, luego de que un alentador reporte sobre la inflación de Alemania llevó a algunos operadores a acelerar sus compras de euros, lo que se sumó al efecto de datos que indicaron que la economía de Estados Unidos se ralentizó más de lo previsto en el primer trimestre.

El Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos se expandió a un ritmo anualizado de 2% en el periodo enero-marzo, en lugar de la tasa de 2,2% reportada el mes pasado, debido que registró el crecimiento más débil del consumo en casi cinco años.

El índice dólar, que mide al billete verde contra una cesta de monedas importantes, bajaba 0,04% a 95,232 unidades, después de haber avanzado cerca de 1% en las últimas dos sesiones en medio de las constantes tensiones comerciales entre Estados Unidos y sus principales socios económicos.

"Es un poco por factores diversos, la moneda parece estar plana en general", dijo Minh Trang, operador senior del mercado cambiario en Silicon Valley Bank de Santa Clara, California, en referencia a la cotización del dólar.

En tanto, el euro se apreciaba un 0,22% contra el dólar, a US$1,1577, después de datos que mostraron que la inflación de Alemania superó el objetivo establecido por el Banco Central Europeo (BCE) para la zona euro en junio.

Los líderes de la Unión Europea se encuentran en Bruselas para una cumbre de dos días sobre la inmigración que la canciller alemana, Angela Merkel, describió como "crucial".

En general, las monedas importantes operaban dentro de un rango acotado este jueves, ya que las señales discordantes sobre la disputa comercial de Estados Unidos y sus aliados mantenía contenida la confianza de los inversores. El dólar se negociaba estable ante su par japonesa y cotizaba en 110,34 yenes.