Nueva York. El dólar caía este lunes, cuando tocó su nivel más bajo en una semana, mientras los inversores se preguntaban si ya se habría agotado la reciente racha alcista del billete verde que hizo que la semana pasada tocara máximos en más de cuatro meses.

La subida de los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense destacó la amplia brecha entre las tasas de interés de Estados Unidos y de otros países.

El avance de la divisa se frenó por la debilidad de las cifras de los precios al consumidor de abril en Estados Unidos, divulgados la semana pasada, que redujeron las expectativas de que la Reserva Federal eleve sus tasas hasta cuatro veces este año.

El índice dólar cayó un 0,29% este lunes, a 92,270. Ha bajado desde 93,416 el miércoles pasado, el nivel más alto desde el 22 de diciembre.

Las crecientes preocupaciones sobre el déficit presupuestario de Estados Unidos, que se proyecta que superare la marca de US$1 billón en 2019, han presionado al dólar junto con las preocupaciones sobre el déficit de cuenta corriente del país.

El euro, en tanto, se fortalecía pese a la preocupación de los inversores por la inestabilidad política en Italia.

El partido italiano antisistemas Movimiento 5 Estrellas y la Liga Norte de extrema derecha, ambos contrarios a las normas presupuestarias de la Unión Europea, tuvieron negociaciones durante el fin de semana para forjar un programa de política común. En marzo, los partidos estuvieron enfrentados pero ahora es probable que formen el próximo Gobierno de Italia.

El euro ganaba un 0,41%, a US$1,1991, tras caer la semana pasada a US$1,1823, su nivel más débil desde el 22 de diciembre.