Nueva York. El dólar registraba pérdidas generalizadas el miércoles, después de que los principales bancos centrales del mundo anunciaran medidas para inyectar liquidez a un sistema financiero global azotado por las tensiones en la zona euro.

El anuncio aumentó el apetito por activos de riesgo, lo que se reflejaba en ventas de dólares para comprar monedas como los dólares australiano, neocelandés y canadiense, e incluso euros.

En un comunicado conjunto, la Reserva Federal, el Banco Central Europeo y los bancos centrales de Canadá, Gran Bretaña, Japón y Suiza dijeron el miércoles que habían acordado bajar el costo de las líneas de swap existentes en 50 puntos base a partir del 5 de diciembre.

"Es una clara señal de que las autoridades están comenzando a tomar los asuntos de crédito en Europa muy seriamente", dijo Boris Schlossberg, director de FX Research en GFT, en Jersey City, Nueva Jersey.

"Estamos viendo claramente algunas tensiones muy grandes en el sistema bancario mundial y querían hacer un ataque preventivo", dijo.

"El hecho de que esto fuera una acción coordenada tomó al mercado por sorpresa y dio un impulso a
todas las operaciones de riesgo", añadió.

Un informe sobre la creación de empleos en el sector privado estadounidense más alto de lo esperado también contribuyó al apetito por activos de riesgo. El Informe Nacional de Empleos ADP reveló que los empleadores privados abrieron 206.000 puestos en noviembre, comparado con un pronóstico consensuado de 130.000.

En Nueva York, el índice dólar caía un 1,1% durante el día a 78,116 tras descender a su mínimo de dos semanas de 77,923. El euro subió alrededor de 2 centavos de dólar a un máximo de sesión de US$1,35337 y luego se negociaba a US$1,34841, con un alza diaria del 1,2%.

El dólar australiano subía casi 3 centavos de dólar a un máximo de dos semanas de US$1,0335 estadounidenses, extendiendo las ganancias acumuladas después de que el miércoles China anunció una reducción de su ratio de exigencia de reservas a los bancos.

Otras monedas, como el dólar de Nueva Zelanda y el
dólar canadiense, también subían.