Londres. El dólar subía este miércoles, cortando una racha de tres semanas en baja, mientras los inversores consolidaban posiciones antes de la difusión de un dato de manufacturas y de las minutas del encuentro de diciembre de la Reserva Federal de Estados Unidos más tarde en la jornada.

* Pero pese al repunte del billete verde, los estrategas monetarios mantienen el pesimismo sobre el panorama para el dólar en el corto plazo por las preocupaciones de que los aumentos futuros de las tasas de interés estadounidenses ya estén demasiado valorados en los mercados.

* El índice dólar rebotaba 0,3% a 92,10 tras caer 2,5% en las últimas tres semanas. En términos anuales, el del 2017 fue el mayor descenso para la divisa en 14 años.

* Pese a la sanción a fin de diciembre de la reforma más grande en 30 años al sistema impositivo estadounidense, analistas de mercado creen que la preocupante debilidad de la inflación mantendría al dólar en baja en los próximos meses.

* "La interrogante clave para los mercados es cuál es el factor decisivo para el dólar en el corto plazo y, a menos que veamos un importante repunte de la inflación, el dólar se mantendrá a la defensiva", dijo Viraj Patel, estratega cambiario de ING en Londres.

* En tanto, el euro coqueteaba cerca de un máximo de cuatro meses alcanzado el martes por el optimismo en torno a la economía de la región y las expectativas de que el Banco Central Europeo (BCE) ponga fin a su plan de compra de bonos este año.

* El funcionario a cargo de las compras de bonos del Banco Central Europeo (BCE) dijo el fin de semana que ve "una probabilidad razonable" de que el programa de estímulo monetario de 2,5 billones de euros no se extienda nuevamente cuando expire en septiembre.

* El euro operaba a 1,2017 dólares tras tocar 1,2081 dólares el martes, lo que marcó una ganancia de aproximadamente el 3% desde mediados de diciembre y ubicó a la divisa europea cerca de un máximo de 1,2092 dólares alcanzado en septiembre, su mayor nivel desde comienzos del 2015.