Nueva York. - El dólar cayó el jueves desde máximos en 11 meses contra una canasta de divisas arrastrado por una toma de ganancias, mientras que la libra esterlina remontó desde un mínimo en siete meses después de que el principal economista del Banco de Inglaterra respaldó inesperadamente un alza de tasas de interés.

* La Reserva Federal de Filadelfia dijo que su índice sobre la actividad de negocios de la zona norte de la Costa Este de Estados Unidos bajó desde 34,4 en mayo a 19,9 en junio, su menor nivel desde noviembre del 2016, lo que llevó a los operadores a tomar ganancias de sus apuestas alcistas en el dólar, dijeron analistas.

* El billete verde también fue lastrado por los menores rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos y luego de que el euro halló soporte técnico en la zona de US$1,15. La escalada de la disputa comercial entre Estados Unidos y China había generado compras de refugio seguro, lo que había apuntalado al dólar en los últimos días.

* El índice que compara al dólar con el euro, el yen, la libra esterlina y otras tres monedas bajó un 0,3% a 94,762 unidades, después de haber tocado previamente 95,529 unidades, su máximo nivel desde mediados del 2017.

* Contra la moneda japonesa, el billete verde declinó un 0,4%, a 110,93 yenes, mientras que frente al euro rebotó desde un piso en 11 meses a US$1,1618, después de operar cerca del nivel de soporte técnico de US$1,15.

* La moneda del bloque había caído por apuestas de los inversores a que las políticas monetarias de la Fed y el Banco Central Europeo seguirán siendo divergentes por un lapso largo. Además, el Gobierno italiano nombró a dos figuras euroescépticas en una comisión de finanzas clave, lo que reavivó la preocupación por políticas antisistema en el país.

* En tanto, la libra esterlina ganó casi un 0,7% a US$1,3257, luego de que el economista jefe del Banco de Inglaterra, Andy Haldane, se sumó a los pedidos de otros miembros del banco para elevar la tasa de interés de referencia a 0,75%.

* El peso mexicano alcanzó las 20,2005 unidades por dólar, su mayor nivel en más de dos semanas después de que el Banco de México elevó su tasa referencial en un cuarto de punto a 7,75%, en un intento por frenar la inflación.