Nueva York. El dólar se apreciaba por tercera sesión consecutiva el jueves, impulsado por datos que mostraron una economía estadounidense mucho más sólida de lo pensado y por un alza de las acciones globales, que se beneficiaron de un aumento del apetito por el riesgo.

* Datos que mostraron una caída de las solicitudes de subsidios por desempleo en Estados Unidos y una tasa de crecimiento más alto de lo estimado previamente en la mayor economía del mundo apuntalaron al dólar.

* Sin embargo, los reportes no modificaron mayormente las opiniones respecto de que la Reserva Federal retrasará un alza de tasas de interés dada la reciente agitación de los mercados y una desaceleración en la economía de China.

* Los comentarios del miércoles de William Dudley, un influyente funcionario de la Reserva Federal de Estados Unidos, en los que desestimó las posibilidades de un alza de las tasas de interés de ese país en septiembre ayudaron a mejorar el humor en el mercado.

* Los inversores reaccionaron deshaciendo recientes movimientos que habían impulsado tanto al yen como al euro.

* El jueves, la presidenta del Banco de la Reserva Federal de Kansas City, Esther George -que previamente argumentó a favor de un alza en el corto plazo- se sumó a la opinión de Dudley.

* George dijo a Fox Business News que los funcionarios de bancos centrales deberían adoptar una postura de "esperar y ver" respecto de un endurecimiento monetario debido a la ola de ventas en los mercados financieros y la desaceleración en China.

* A media mañana, el dólar se apreciaba un 0,6% frente a una cesta de monedas, a 95,663. El índice ha subido más o menos un 2,5% en los últimos tres días.

* El dólar se apreciaba un 0,4%, a 120,36 yenes, bastante por sobre el mínimo en siete meses de 116,15 yenes que tocó esta semana.

* El euro se depreciaba un 0,5% frente al dólar, a US$1,1259, por debajo del máximo de siete semanas de US$1,1715 que alcanzó esta semana.