Hong Kong
. El dólar se movía cerca de un mínimo en dos meses y medio y el Nikkei se desplomó en medio de la debilidad de las bolsas en Asia, tras datos que hicieron temer un empeoramiento de la perspectiva de la recuperación económica estadounidense.

El dólar cayó en la mayoría de los mercados por el reporte de datos pesimista de manufactura e inflación en Estados Unidos, lo que contrarrestó el buen inicio de la temporada de resultados corporativos en ese país, que momentáneamente ofreció apoyo a los mercados esta semana.

El dólar se acercó a un mínimo en siete meses contra el yen, lo que llevó a una caída en Japón del índice Nikkei de la bolsa de Tokio luego de que los inversores recogieron ganancias antes de un fin de semana largo, preocupados porque un avance adicional del yen podría dañar a los exportadores.

"Crece la aversión al riesgo y los inversores están desarmando posiciones largas antes del fin de semana largo", dijo Nagayuki Yamagishi, estratega de Mitsubishi UFJ Morgan Stanley.

"Si el yen gana más de 1 o 2 yenes contra el dólar durante ese tiempo, podría ser realmente duro", agregó.

El Nikkei cedió 2,8%, exhibiendo el peor desempeño de las bolsas en Asia y registrando su peor caída porcentual diaria en un mes.

El índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas retrocedía 0,35%, con los mercados en Shanghái y Corea del Sur también a la baja.

En Hong Kong, el Agricultural Bank of China tuvo un tibio debut en bolsa luego de sus modestas ganancias en su primer día en Shanghai, en momentos en que la inquietud sobre las valuaciones, un menor apetito por nuevas acciones y la debilidad de los mercados ponen límite a las subidas.

Los operadores dijeron que los inversores están pasando fondos desde el dólar hacia el euro debido a una combinación de factores que incluyen un menor temor sobre la deuda soberana en la eurozona y la preocupación sobre la recuperación estadounidense.

El euro bajó 0,2%, a US$1,2913, cediendo parte de su ganancia de 1,6% del jueves, cuando tocó un máximo en dos meses en la plataforma EBS a US$1,2955.

El euro podría ver ganancias adicionales luego de que el repunte del jueves superó niveles anteriores de resistencia, incluyendo un nivel de soporte de 50% del declive visto entre abril y junio, y por encima de su promedio de movimiento en 100 días por primera vez desde diciembre.

La moneda europea ha trepado cerca de 8,7% desde sus mínimos luego de que los operadores cambiarios desviaron su atención de los problemas en la eurozona al pesimismo sobre Estados Unidos. El euro aún está 15% por debajo de sus niveles de noviembre de 2009.

El dólar posiblemente sufra una presión adicional a medida que la economía estadounidense exhibe señales de desaceleración y otros países elevan sus tasas de interés para evitar la inflación, lo que haría más atractivas a sus divisas, dijo HSBC Global Research en una nota.

En las operaciones en Asia, el índice dólar, que sigue el desempeño de la divisa estadounidense frente a otras seis, retrocedía 0,1% a 82,442, con un nivel de soporte en el corto plazo a 82,24, el máximo diario del 25 de abril.