Londres. El dólar se apreciaba este martes y alcanzó un máximo de 2018 contra una canasta de monedas dado que una ola de ventas en el euro llevaba a los operadores a preferir al billete verde, pese a algunas preocupaciones de que su subida hubiera sido demasiado acelerada.

A las 1254 GMT, el índice dólar aumentaba sus ganancias y subía un 0,41% a 93,129.

El índice ha ganado casi un 4,5% en tres semanas porque no se han cumplido las expectativas de que otros bancos centrales seguirán a la Reserva Federal en la normalización de la política monetaria.

El último tramo de la apreciación del dólar se produjo ante la presión contra la libra y el euro: el primero por las menguantes expectativas de que el Banco de Inglaterra suba sus tasas esta semana y el segundo por las perspectivas de elecciones anticipadas en Italia.

El presidente Sergio Mattarella pidió este lunes a los partidos políticos que apoyen un "gobierno neutral". Los dos principales partidos, la Liga de extrema derecha y el Movimiento 5-Estrellas, se mostraron en contra de la propuesta.

Eso provocó una baja del euro de medio punto porcentual a US$1,18620, sus niveles más bajos desde finales de diciembre.

La moneda del bloque ya perdió un 1% respecto a su nivel de comienzos de año, una gran reversión desde 2017 cuando registró ganancias de dos dígitos frente al dólar.