Nueva York. El dólar trepaba este lunes a un máximo de cinco meses ya que una tregua comercial entre Estados Unidos y China sobre aranceles a las importaciones llevó a los inversores a reducir sus posiciones cortas en el billete verde.

En general, el índice dólar ha escalado casi un 7% desde mediados de febrero. La divisa se ha visto impulsada sobre todo por datos económicos estadounidenses generalmente sólidos, que a su vez han respaldado el ritmo de alza de las tasas de interés previsto por la Reserva Federal para este año.

El panorama de resolución de la tensión comercial entre China y Estados Unidos ha sumado empuje al dólar. La noticia impulsó también a las acciones y los bonos del Tesoro estadounidense, agregando respaldo a la moneda.

Las dos economías más grandes del mundo acordaron frenar por el momento las amenazas arancelarias. El secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, y el principal asesor económico del presidente Donald Trump, Larry Kudlow, dijeron que el acuerdo logrado por negociadores de ambos países fija un marco para abordar los desequilibrios comerciales en el futuro.

A las 1500 GMT, el índice dólar subía 0,1% a 93,78 tras tocar previamente en la sesión un máximo de cinco meses por encima de los 94 puntos.

El destino del dólar esta semana depende ampliamente de la Reserva Federal, ya que varios funcionarios darán discursos y el miércoles se conocerán las minutas de la última reunión de política monetaria del banco central estadounidense.

El dólar alcanzó un máximo de cuatro meses contra el yen a 111,39 unidades y operaba con un alza de 0,4% a 111,13 yenes.

La divisa japonesa se ha visto presionada por recientes datos económicos débiles del país, los coletazos de la tensión comercial de Estados Unidos y China y mayores rendimientos de la deuda estadounidense, según analistas.

El euro, en tanto, operaba sin cambios a 1,1770 dólares, tras caer previamente a un mínimo desde aproximadamente mediados de noviembre. La moneda única se ha visto afectada en las últimas semanas por la incertidumbre política en Italia.