Nueva York. El dólar y el yen registraron el viernes fuertes ganancias, después que la Comisión de Valores de Estados Unidos acusó de fraude a un importante banco de inversión estadounidense, lo que llevó a los inversionistas a refugiarse en la seguridad de ambas monedas.

La firma Goldman Sachs Group Inc fue acusada este viernes de fraude por la SEC por estructurar y comercializar un producto de deuda vinculado a las hipotecas de riesgo, conocidas como subprime, generando inquietud entre los ya preocupados inversionistas antes del fin de semana.

La noticia también agregó presión sobre las acciones y otras monedas que suelen beneficiarse de un incremento del apetito por el riesgo, como el euro, la libra esterlina y el dólar canadiense.

"La noticia de Goldman realmente cambió la corriente de los mercados financieros", dijo Steven Butler, director de operaciones de divisas con Scotia Capital en Toronto.

"El mercado ya estaba sintiendo aversión al riesgo, incluso antes de lo de Goldman. Esa información sólo aceleró la desactivación de operaciones de riesgo, de manera que estamos viendo la búsqueda de seguridad en el dólar y el yen", agregó.

El dólar y el yen tradicionalmente son monedas atractivas en momentos en que aumenta la aversión al riesgo. Ambas divisas ya cotizaban en niveles altos contra el euro por la preocupación de los inversionistas sobre cómo funcionaría el plan de ayuda de la Unión Europea y el FMI para Grecia.

Como resultado de ello, la prima exigida por los inversionistas para comprar bonos de la deuda griega en lugar de los papeles referenciales de Alemania subió un poco más.

Al caer la tarde en Nueva York, el euro bajó 0,5% contra el billete verde a US$1,3506, cerca de los mínimos de una semana de 1,3473.

La marca de US$1,3500 era vista como un nivel clave porque representa el máximo alcanzado el viernes pasado por el billete verde, antes de que la moneda única de la zona euro comenzara a subir en respuesta al acuerdo logrado el fin de semana sobre los términos del rescate financiero a Grecia por parte de la UE y el FMI.

El dólar estadounidense también subió contra el dólar canadiense, ganando 1,2% a 1,0130 dólares de Canadá. El dólar australiano perdió 1,1% a 0,9250 dólares, mientras que la moneda de Nueva Zelanda cayó 0,5% a US$0,7089.

Mientras, el euro cayó 1,5% a 124,37 yenes tras haber bajado a niveles de 123,88 yenes. El dólar, por su parte, perdió casi 1,0% a 92,10 yenes luego de haber tocado 91,91.

El yen ya se fortalecía incluso antes de conocerse las noticias sobre Goldman, ignorando los comentarios de un legislador del partido gobernante de Japón que dijo que un alivio monetario y la intervención para debilitar a la moneda japonesa eran necesarios para superar la deflación.