El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo este lunes a líderes empresarios que cree que su gobierno podría recortar las regulaciones que rigen para las compañías locales en un 75% o más.

Trump reiteró además, en una reunión en la Casa Blanca con unos 10 líderes de compañías que iban desde la fábrica de equipamiento de defensa Lockheed Martin Corp hasta la firma deportiva Under Armour Inc, su compromiso de fijar un impuesto a las empresas que quieran importar productos al país luego de trasladar fábricas estadounidenses al exterior.

No obstante, añadió que aquellos que quieran montar fábricas en Estados Unidos obtendrán aprobaciones rápidas para su creación.

Trump dijo también que quiere traer nuevamente a Estados Unidos a las grandes empresas manufactureras.