La pobreza en México subió a 46,2% de la población el año pasado desde el 45,5% registrado en el 2012, debido a que el ingreso de las familias cayó significativamente pese a la implementación de programas sociales por parte del Gobierno, dijo el jueves 23 de julio el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL).

La cifra equivale a unos 55,3 millones de personas, de casi 120 millones de habitantes, frente a las 53,3 millones en el informe previo.

El secretario Ejecutivo del Coneval, Gonzalo Hernández Licona, dio a conocer que el número de personas en pobreza extrema en México a 2014.

Gonzalo Hernández dijo que el número de pobres aumentó en aproximadamente dos millones de personas, debido al adverso contexto económico mundial.

De acuerdo con el informe del Coneval, en los dos años que comprende esta medición de 2012 a 2014, México contuvo el crecimiento de la pobreza extrema e incluso la redujo.

Los estados más pobres del país, de las 32 entidades incluida la capital, fueron Chiapas con el 76,2% de la población y Oaxaca con un 66,8%.

El reporte del Coneval también informa que el ingreso promedio de las familias mexicanas cedió un 3,5% promedio entre 2012 y 2014.

El mismo informe detalla que la pobreza extrema, que afecta sobre todo a la población indígena, bajo a un 9,5% de la población, desde el 9,8% del 2012. Asimismo, bajó el porcentaje de la población vulnerable por carencias y se incrementó la población no-pobre y no-vulnerable.

Los estados más pobres del país, de las 32 entidades incluida la capital, fueron Chiapas con el 76,2% de la población y Oaxaca con un 66,8%.

El informe destaca la reducción en las carencias de acceso a servicios de salud y acceso a la seguridad social, de acuerdo con el estudio del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social.

Estos datos coinciden con la más reciente Encuesta de Ingresos y Gastos en los Hogares del INEGI, dada a conocer este mismo mes, en la que se establece que en México no aumentó la desigualdad de ingreso.

Además de que en los deciles más bajos, es decir, los hogares más pobres del país, se observaron incrementos reales en sus ingresos respecto a 2012.

Los datos recabados por el organismo corresponden a mediciones que fueron tomadas entre agosto y diciembre de 2014.

Conforme a lo dispuesto en el Artículo 36 de la Ley General de Desarrollo Social, la medición del Coneval tomó en cuenta los indicadores o carencias sociales relativas al ingreso, rezago educativo, servicios de salud, seguridad social, calidad y espacios de la vivienda, servicios básicos y acceso a la alimentación.

En las próximas semanas el Coneval dará a conocer los resultados de la encuesta tipo panel, para medir el impacto específico de la Cruzada Nacional contra el Hambre.