París. El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, dijo este lunes que la situación griega debe ser resuelta de una vez por todas y que no se le entregarán fondos al país heleno a menos que este realice las reformas exigidas.

Sarkozy, tras reunirse con la canciller alemana, Angela Merkel, aseguró que nunca han estado más cerca de un acuerdo con Grecia, pero sostuvo que los líderes políticos griegos han hecho compromisos, y tienen que aferrarse a ellos y cumplirlos, ya que no tienen más alternativa puesto que el tiempo corre en contra de los griegos.

"Queremos este acuerdo. Los líderes griegos han hecho compromisos y ellos deben respetarlos escrupulosamente (...) Europa es un lugar en que todos tienen sus derechos y deberes. El tiempo se está acabando. Se necesita concluir (el acuerdo), debe ser firmado", aseguró.

A su vez, la canciller Merkel reiteró que el tiempo es limitado y que no podrá haber un nuevo programa para Grecia sin un acuerdo con la troika, es decir, con el trío de financistas internacionales: la Unión Europea, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo.