Wiesbaden, Alemania. La economía alemana se contrajo un 0,5% en el último trimestre del 2012, mostró este martes una estimación preliminar de la Oficina Federal de Estadísticas, por el peso de la crisis de la zona euro sobre las exportaciones y la inversión de las empresas.

El débil cuarto trimestre hizo que el crecimiento global del año cediera a un 0,7%, una fuerte desaceleración desde el 3,0% registrado en el 2011 y contra un récord posterior a la reunificación del 4,2% en el 2010. La cifra del 2012 estuvo por debajo de un pronóstico promedio de Reuters de una tasa de crecimiento del 0,8%.

"La economía alemana puede no ser una isla de felicidad por más tiempo pero sigue siendo al menos una isla de crecimiento en un mar de recesión de la zona euro", dijo Carsten Brzeski, economista de ING.

Alemania ha sido un pilar de fortaleza en la crisis de deuda de la zona euro, pero su economía se desaceleró en el segundo semestre del año pasado.

Las exportaciones y las importaciones alemanas cedieron en noviembre y los pedidos industriales cayeron más que lo esperado, lo que agrava las expectativas de que la crisis de deuda en la zona euro está afectando a la economía alemana con toda su fuerza.

Para todo el año, el crecimiento de las exportaciones se desaceleró a un 4,1% desde un 7,8% en el 2011, mientras que la inversión en equipo cayó un 4,4%, dijo la Oficina de Estadísticas.

"En los últimos dos años, el crecimiento del PIB había sido mucho más grande, pero que se debió a un proceso de recuperación tras la crisis económica mundial del 2009", dijo la oficina en un comunicado.