La economía de Argentina se mantendrá estancada en lo que resta de 2015 y en 2016, afirmó en Washington el director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Alejandro Werner.

El representante del FMI ofreció una conferencia de prensa en la capital de Estados Unidos, donde señaló que la inversión privada ha tenido un comportamiento "muy débil" en el país sudamericano.

Dijo que esta situación provocará que su economía cierre el año con un avance de apenas 0,1%, mientras que el crecimiento será nulo en 2016.

Observó que la nación sudamericana mantiene una "situación delicada" al crecer a tasas "muy bajas", mientras que a nivel regional las cifras son de 0,5% para 2015 y 1,9% el próximo año.

La economía de Argentina, la tercera en América Latina detrás de Brasil y México, registra un sector industrial que ha estado parado de "manera importante", sobre todo el manufacturero.

"Desde el punto de vista cualitativo, (la economía de Argentina) sigue exhibiendo una situación muy delicada de balanza de pagos, por lo que vemos controles tanto en la parte comercial como en la parte de la cuenta de capitales", expresó Werner.

Dijo que esta situación "genera un conjunto de restricciones importantes que limita de manera considerable la actividad productiva".