Río de Janeiro, EFE. La economía brasileña creció un 0,36% en octubre frente a septiembre, tras la retracción del 0,52% que sufrió un mes antes, según un indicador de la actividad económica divulgado hoy por el Banco Central.

El Índice de Actividad Económica del Banco Central (IBC-Br), considerado como una previa del comportamiento del producto interior bruto (PIB), volvió a registrar crecimiento en octubre luego de que en septiembre sufriera su mayor caída en once meses en la comparación con el mes inmediatamente anterior.

La retracción de septiembre fue la primera desde marzo para este indicador, que mide el comportamiento de algunas actividades económicas y sirve para anticipar tendencias del PIB.

El IBC-Br acumuló una ligera retracción en el primer trimestre de 2012 como consecuencia de la crisis económica internacional, pero desde abril venía recuperándose y sólo interrumpió esta tendencia en septiembre.

Según el indicador del Banco Central, la economía brasileña creció un 4,96% en octubre frente al mismo mes del año pasado y acumuló en los diez primeros meses del año una expansión del 1,57% frente al mismo período de 2011.

Los números previos confirman la previsión del Gobierno de que la economía se recuperará en el último trimestre del año tras haber crecido menos de lo previsto hasta septiembre.

Según datos oficiales divulgados a comienzos del mes, el PIB brasileño creció sólo un 0,6% en el tercer trimestre frente al segundo, muy abajo de la expansión del 1,2% esperada por el Gobierno y por los analistas.

Las mismas cifras indican que el crecimiento acumulado entre enero y septiembre tan sólo fue del 0,7 frente a los nueve primeros meses del año pasado.

El resultado decepcionante del PIB hasta septiembre obligó a los economistas del mercado financiero a reducir su previsión para el crecimiento económico brasileño de este año al 1,03%.

Este pronóstico contrasta con la expansión anual del 2% esperada por el Gobierno