Sao Paulo. La economía brasileña crecerá más de un 2,5% en el 2012, a medida que el gobierno continúa tomando medidas para estimular la expansión, dijo este miércoles el ministro de Hacienda, Guido Mantega.

Mantega hizo el comentario después que el Gobierno anunciara un aumento de las compras de productos nacionales para darle un empujón a la estancada economía.

La reducción de la tasa de préstamos corporativos de largo plazo TJLP a un 5,5% desde el actual 6%, también anunciada el miércoles, señala que las tasas de interés seguirán cayendo y permanecerán bajas durante un tiempo, indicó Mantega.