El Producto Interno Bruto (PIB) de Brasil creció un 0,9% en 2012, tras haberse expandido un 2,7% en 2011, informó el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

El resultado del PIB coincidió con las previsiones de analistas del sector privado y fue muy inferior a lo que proyectaba el Gobierno a inicios de 2012, cuando se esperaba una expansión cercana al 3,5%.

Según los datos divulgados por el IBGE, el PIB de Brasil en 2012 sumó 4,403 billones de reales (unos US$2,201 billones de dólares).

El instituto oficial también señaló que se trata del "peor desempeño" de la economía desde 2009, cuando se había registrado un crecimiento del 0,3%

Al ínfimo crecimiento del año pasado, que sigue a la expansión del 2,7% registrada en 2011, se suma una clara tendencia al alza de la inflación, que en 2012 fue del 5,84% y se espera que este año tenga un comportamiento similar, lo cual amenaza el consumo interno, que es uno de los puntales de la economía nacional.