Río de Janeiro. La economía brasileña inició 2014 acelerada, con un crecimiento del 1,26% en enero frente a diciembre, según el índice divulgado por el Banco Central que es considerado como una previa del producto interior bruto (PIB).

El llamado Índice de Actividad Económica (IBC-Br), que el Banco Central utiliza para anticipar el comportamiento del PIB, registró en enero un crecimiento del 0,93% en la comparación con el mismo mes del año pasado, según los datos divulgados este viernes por el organismo emisor.

En ambas comparaciones, el crecimiento se ubicó por encima de las proyecciones promedio realizadas por los economistas para el mes.

El indicador ya había registrado en diciembre un crecimiento del 1,40% en comparación con noviembre, por lo que el resultado de enero confirmó la tendencia de aceleración de la economía brasileña.

De acuerdo con el emisor, la economía brasileña, por el indicador previo, acumuló un avance del 2,29% en los últimos doce meses hasta enero.

Pese a que el indicador utilizado por el Banco Central situó el crecimiento de la economía brasileña el año pasado en el 2,52%, la expansión terminó siendo del 2,3% según los datos divulgados el mes pasado por el gobierno.

En 2012 el indicador previo igualmente registró un crecimiento mayor al finalmente alcanzado por el país. Mientras que el emisor llegó a prever una expansión del 1,6%, la economía sólo creció un 1%.

Pese al buen resultado del indicador previo en enero, los analistas del mercado financiero brasileño proyectan para este año un crecimiento del 1,70%, lo que configuraría una desaceleración.

Ello debido a que, tras haber registrado una expansión del 7,5% en 2010, el crecimiento de la economía brasileña fue del 2,7% en 2011, de sólo el 1% en 2012 y del 2,3% en 2013.