Brasilia. La economía brasileña se aceleró en el tercer trimestre, en comparación con el anterior, según cifras publicadas este miércoles por el banco central, pero una actividad más débil en septiembre sugiere que el camino a una recuperación sólida es pedregoso.

El índice de actividad económica del banco central IBC-Br cayó un 0,52% en septiembre frente a agosto, tras ajustes estacionales, en lo que constituyó su primera baja luego de tres alzas consecutivas.

La mediana de las previsiones de 22 analistas consultados por Reuters apuntaba a una baja de un 0,60%.

El índice -una medida de la actividad en los sectores agrícola, industrial y de servicios- subió 1,15% en el tercer trimestre en comparación con el anterior, lo que sugiere una recuperación tras casi un año de estancamiento.

En el segundo trimestre, la economía se expandió un 0,61% frente al período anterior, según cifras revisadas.

El débil fin del trimestre generó, sin embargo, dudas sobre la fortaleza de la recuperación, en momentos en que se desvanecen los efectos de exenciones fiscales a muchos sectores como el automotor.