Santiago. El Producto Interno Bruto (PIB) de Chile cayó un 2,1% interanual en el cuarto trimestre, con lo que logró un crecimiento de sólo un 1,1% en 2019, en medio del impacto de una ola de protestas sociales y volatilidad en el precio del cobre, su mayor exportación.

El PIB desestacionalizado entre octubre y diciembre, divulgado este miércoles por el Banco Central, bajó un 4,1%.

La demanda interna retrocedió un 3,3% en los tres meses a diciembre, mientras el sector minero del mayor productor mundial de cobre cayó un 2,0%, por la debilidad global del precio.

En tanto, la cuenta corriente de la balanza de pagos anotó un déficit de US$2.363 millones en el cuarto trimestre. Para todo 2019, la cuenta cerró con un saldo negativo de US$10.933 millones, lo que equivale a un 3,9% del PIB estimado.