Santiago. El Producto Interno Bruto (PIB) de Chile creció un 2,8% interanual en el tercer trimestre, su menor nivel en lo que va del año, mientras que su balanza de pagos anotó un fuerte déficit por una disminución en el precio del cobre y un mayor endeudamiento.

El PIB trimestral, que contó con tres días laborales menos equivalente a 0,4 puntos porcentuales, estuvo influido por el positivo desempeño de la demanda interna y mitigado por una contracción del sector minero, dijo el lunes el Banco Central.

"Se observaron incrementos en todas las actividades a excepción de minería. Destacaron en términos de incidencia los servicios personales y, en menor medida, comercio y servicios empresariales. En tanto, la actividad agropecuario-silvícola destacó por su dinamismo", dijo el ente rector en un informe.

La demanda interna aumentó un 4,6% en el tercer trimestre, impulsada por el consumo de los hogares y, en menor medida, por la inversión. La minería, siendo Chile el mayor productor mundial de cobre, disminuyó un 2,7%.

El PIB desestacionalizado, en tanto, subió un 0,3%, por debajo del rendimiento de los trimestres previos.

El instituto emisor además ajustó su cálculo del PIB para el primer y segundo trimestre a un alza del 4,5% y 5,4%, respectivamente. Para todo el año, el Banco Central ha pronosticado una expansión del PIB en un rango del 4,0% al 4,5%.

En tanto, la cuenta corriente de la balanza de pagos anotó un déficit de US$3.395 millones en el tercer trimestre, lo que equivale a un 4,9% del PIB estimado. Con ello, se acumuló un déficit de 2,3% del PIB en un año.

"Este resultado fue consecuencia de un saldo negativo de la renta y, en menor medida, de la balanza comercial de bienes y servicios", dijo el Banco Central.

La balanza comercial presentó un déficit marginal de 6 millones de dólares, ante el dinamismo de las importaciones y de una variación prácticamente nula de las exportaciones.

La economía chilena registró una posición deudora neta con el resto del mundo de US$77.461 millones, equivalente a 27,3% del PIB.

"Este resultado significó un deterioro de US$5.963 millones respecto del trimestre previo, explicado por el endeudamiento de la cuenta financiera y la depreciación de las monedas respecto del dólar", dijo el instituto emisor.