Santiago. La economía chilena creció un 4,9% interanual en junio, variación en torno a lo esperado y que refuerza el mayor dinamismo de la economía ante el repunte gradual que ha mostrado la demanda interna en los últimos meses.

El Indicador Mensual de Actividad Económica (Imacec), difundido este lunes por el Banco Central, mantuvo el ritmo de expansión de mayo y se ubicó levemente por debajo del 5,0% estimado en un sondeo de Reuters.

El positivo desempeño de la economía en junio fue impulsado por la producción manufacturera, que subió un sorprendente 7,2%, a lo que se sumaron robustos indicadores de consumo y ventas del comercio.

El indicador que mide el desempeño de la minería -en la que Chile destaca como el mayor proveedor mundial de cobre- mostró un alza interanual del 3,7%, mientras que el Imacec no minero aumentó un 5,0%.

Con el desempeño de junio, la actividad económica -medida por el Imacec- acumuló un alza del 4,7% en el primer semestre.

El Imacec desestacionalizado, en tanto, disminuyó un 0,1% en junio en comparación al mes anterior.

Con el desempeño de junio, la actividad económica -medida por el Imacec- acumuló un alza del 4,7% en el primer semestre.

Para todo el 2018, el gobierno subió recientemente su proyección de crecimiento de la economía a un 3,8%. No obstante, el nuevo cálculo del PIB para este año supone una ligera moderación de la actividad en el segundo semestre.

El Banco Central, en tanto, ha calculado una expansión del PIB en un rango del 3,25%o a 4,0%.