Santiago. La actividad económica de Chile anotó en el 2012 una expansión del 5,6%, apoyada en una sólida demanda interna, pero una esperada desaceleración en los próximos meses motivaría al Banco Central a mantener la cautela y dejar estable la tasa clave de interés.

El Indice Mensual de Actividad Económica (Imacec) de Chile, que mide un 90% del Producto Interno Bruto (PIB), creció un 4,7% en diciembre, dijo este martes el Banco Central, y si bien resultó mejor al 4% esperado, se trató del menor nivel alcanzado desde marzo del año pasado.

Por su parte, el índice desestacionalizado subió un 1,2% respecto a noviembre.

Tanto las autoridades financieras como monetarias esperan que el PIB haya anotado un crecimiento del 5,5% en el 2012.

"El índice salió sobre lo esperado, no sólo por el impulso de la demanda interna sino también por factores asociados al consumo, como servicios financieros", dijo Matías Madrid, economista jefe del Banco Penta.

"Pese a ello, vemos una tasa clave estable (mediano plazo) porque, pese a este dato, la producción manufacturera cayó y se nota una desaceleración más marcada por el lado de la inversión. También esperamos un menor desempeño en el consumo durante el primer trimestre", agregó.

La actividad manufacturera de Chile anotó una caída del 2,5% en diciembre, ante menores exportaciones, por el complejo escenario externo y una alta base de comparación.

El Banco Central de Chile ha dicho que con una economía aún sólida y un escenario externo adverso se refuerza la idea de un sesgo neutral en su política monetaria, ya que le permite contar con espacio para actuar.

El mercado espera que la tasa clave permanezca en 5% en febrero, nivel donde está desde inicios del 2012, aunque prevé un alza de 25 puntos base en doce meses.

En el 2011, el Imacec anotó un alza del 6%, y un 6,1% en el 2010.