Santiago. El Banco Central (BC) difundió el Indicador Mensual de Actividad Económica (Imacec) correspondiente a noviembre de 2017, indicando que aumentó 3,2% en comparación con igual mes del año anterior.

En el mes anterior -octubre- la cifra se situó en 2,9% y fue el mejor registro obtenido desde agosto de 2016.

De este modo, en noviembre la serie desestacionalizada creció 0,7% respecto del mes precedente y aumentó 3,2% en doce meses. El mes registró igual número de días hábiles que noviembre de 2016.

El Imacec minero aumentó 2,9%, mientras que el no minero lo hizo en 3,2%. Este último se vio incidido por el incremento de las actividades de comercio, servicios e industria manufacturera. En términos desestacionalizados, y con respecto al mes anterior, el Imacec minero cayó 0,8% y el no minero aumentó 0.9%.

Escenario económico actual. Las cifras macroeconómicas proyectan un buen 2018 para Chile: durante los últimos días subió el precio del cobre y el Índice de Precio Selectivo de Acciones (IPSA) creció cerca de un 30% durante 2017. Además, el dolar está con tendencia a la baja.

La recuperación económica mundial, la estabilidad del mercado chino -el principal comprador de cobre del mundo- y la disminución del valor de la divisa norteamericana favorecieron al incremento del valor de la libra del metal.

El peso chileno también mostró un alza en su valor de un 8,93% respecto de enero de 2017. El tipo de cambio es de $614,4 por dolar, 57 pesos menos que a fines de 2016.

Los flujos de capitales que entraron al país serían las causas de esta baja del dólar, debido a la entrada de capital de corto plazo. La especulación que generó la elección de Sebastián Piñera también sería factor para la disminución del precio de la divisa norteamericana.

Otro de los indicadores que terminó el 2017 al alza fue el IPSA. La variable culminó con 5.564,6 puntos, un 30,14% superior a enero del pasado año, algo que no ocurría desde 2010.

Expertos han estimado que el crecimiento económico en 2018 alcanzaría el 3%, es decir, 1,6 puntos porcentuales adicionales al 1,4% que creció en 2017.

El precio del cobre se alzaría también durante 2018, dato compartido por expertos y analistas, sin importar el gobierno de turno, lo que influiría en el crecimiento económico proyectado para el próximo año.