La economía de China, la segunda más grande del mundo, crecerá probablemente un 6,8% en el primer trimestre del año, dijo el miércoles la agencia oficial de noticias Xinhua citando a un grupo de expertos del Gobierno.

El ritmo esperado está a la par del crecimiento del 6,8% registrado en el cuarto trimestre del 2016, que fue mejor de lo que esperaba el mercado debido a un mayor gasto público y un récord de préstamos bancarios.

La Academia Nacional de Estrategia Económica atribuyó la expansión en los primeros tres meses del 2017 a un fuerte aumento de los precios de fábrica, un repunte de las ganancias corporativas y crecientes importaciones, dijo Xinhua.

"El foco de las políticas macroeconómicos debería estar en reformas estructurales del lado de la oferta para impulsar la producción potencial a largo plazo", dijo Wang Hongju, investigador de la academia, según lo citó Xinhua.

En la primera mitad del año, el producto interno bruto (PIB) de China crecerá un 6,7%. La producción industrial posiblemente aumentará moderadamente en el segundo trimestre, mientras que la inversión registraría un ritmo de expansión levemente menor, según el grupo de expertos.

Asimismo, advirtió que el Gobierno debería protegerse de los riesgos en los sectores inmobiliario y financiero manejando adecuadamente las "compuertas" de los suministros de divisas y tierras.