El crecimiento económico de China se situará alrededor del 8,5% este año gracias al estímulo de la demanda nacional, según un informe del Banco de Comunicaciones de China.

La demanda de Europa y Estados Unidos tocará fondo e impulsará el comercio exterior de China.

De acuerdo con el informe, dado a conocer este viernes, las exportaciones del país asiático aumentarán alrededor de 8,5% interanual en 2013, mientras que las importaciones crecerán 10%.

Este año, la demanda nacional seguirá reemplazando a la inversión como principal motor económico del país.

El Banco de Comunicaciones de China también predijo un crecimiento nominal de las ventas al por menor de  16%, con una tasa de crecimiento real de 12,5%.

Según el informe, China adoptará una política fiscal relajada y una política monetaria estable para apoyar la economía real. El valor de los nuevos préstamos del país oscilará entre los 9 y los 9,5 billones de yuanes (entre US$1,43 y US$1,51 billones).

El producto interno bruto (PIB) de China creció 7,8% interanual en 2012 para situarse en 51,93 billones de yuanes, informó este viernes el Buró Nacional de Estadísticas.

Ese porcentaje fue el primer incremento anual inferior al 8 por ciento registrado desde 1999.