Pekín. El crecimiento económico de China podría caer por debajo de un 9% en el 2012, en parte por una débil economía global, dijo este martes un importante funcionario chino, lo que apoya la expectativa de que Pekín se encamina a una ralentización suave.

Pero aún ante un enfriamiento de la economía, Huang Guobo, economista en jefe del regulador de moneda de China, la Administración Estatal de Cambio Extranjero, dijo a un foro que la inflación seguirá siendo el foco de atención para Pekín en los próximos meses.

"La economía china enfrenta desafíos serios pese a un sólido crecimiento", sostuvo Huang.

"El debilitamiento en la demanda global por las exportaciones chinas será un desafío (...) El próximo año, si la situación continúa, la tasa de crecimiento de China podría caer por debajo de un 9%", agregó.

El pronóstico de Huang para la ralentización del crecimiento está en línea con las expectativas del mercado. Un sondeo de Reuters en julio mostró que los analistas esperan que la economía china crezca un 8,8% en el 2012, levemente a la baja desde un 9,3% en el 2011.