El Producto Interno Bruto (PIB) de Cuba aumentó 4,7% en el primer semestre del actual año, de acuerdo con lo previsto, informaron las autoridades del país en una sesión ordinaria del Congreso en La Habana.

Marino Murillo, vicepresidente del Consejo de Ministros y titular de Economía y Planificación, precisó que todos los sectores crecen respecto a igual período de 2014, en especial en la agricultura, ganadería y silvicultura (4,8%), la industria azucarera (22,6%) y la manufacturera (8,6%), la construcción (8,7%) y el comercio (6,7%).

En cuanto a la inflación, Murillo aseveró que se comporta según lo planificado: entre el tres y el 3,5%.

Agregó que en las finanzas externas hubo tensiones, debido a la caída de precios de los principales rubros exportables cubanos y la devaluación de las principales monedas con las que opera la isla en el exterior.

Previo al informe de Murillo, los más de 540 diputados reunidos en el Palacio de Convenciones aprobaron la liquidación del Presupuesto del Estado en 2014.

Según el reporte, los ingresos netos alcanzaron el 102 por ciento, mientras que los gastos totales se ejecutaron al 98%, para un superávit en operaciones corrientes.

Desde hace varios años, el gobierno de Raúl Castro desarrolla un programa de transformaciones económicas que incluye un mayor espacio a la gestión privada en medio de una economía planificada y mayoritariamente estatal.

La reunión del órgano legislativo, a la que asiste el mandatario, corresponde al V Período Ordinario de Sesiones de la VIII Legislatura y es la primera de las dos que realiza el parlamento cada año.