La Habana. Economistas cubanos esperan un leve crecimiento de 0,6% del Producto Interno Bruto (PIB) de la isla al cierre del primer semestre de este año, pero no se alcanzan los niveles planificados, de acuerdo con un análisis del Consejo de Ministros, destacaron hoy los medios locales.

"La economía cubana crece con relación al 2013 aunque no se alcanzan los niveles previstos en el Plan, lo cual induce una desaceleración superior a la esperada", explicó el ministro de Economía y Planificación, Adel Yzquierdo, en una reunión de esa instancia gubernamental celebrada el pasado día 21 y encabezada por el presidente cubano Raúl Castro.

Yzquierdo presentó el informe de la marcha de la economía en el primer semestre de 2014, así como los estimados para el cierre del año.

Según señaló el ministro, el incumplimiento de lo previsto se debe fundamentalmente a que "no se logran los ingresos externos planificados; a la existencia de condiciones climatológicas adversas; y a las insuficiencias internas que continúa enfrentando nuestra economía".

"Todo esto en el marco de una compleja situación internacional y un recrudecimiento del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de los Estados Unidos" contra la nación caribeña, aseveró.

Entre las actividades con mayores incrementos figuran el transporte, el almacenamiento y las comunicaciones, la agricultura, la ganadería y la silvicultura, la industria azucarera, así como los hoteles y restaurantes.

Las inversiones reflejan un "avance" de la gestión, a pesar de que se mantienen "problemas con la obtención de suministros de forma oportuna, déficit de fuerza de trabajo, baja productividad e insuficiencias en las contrataciones y ejecución de los financiamientos externos".

Los mayores decrecimientos se produjeron en la industria manufacturera, mientras que el resto de las actividades registraron niveles similares al primer semestre de 2013.

Para el cierre de 2014 se estima un incremento del PIB en 1,4 por ciento, para lo cual se requiere "un mayor dinamismo de la economía en el segundo semestre".

Castro instó, una vez más, a "analizar con profundidad las causas de las dificultades que continúan dañando a la economía cubana, la cual, aun cuando crece, no lo hace al ritmo necesario", apuntó el diario "Granma".

"Tenemos una tarea gigantesca por delante, pero no podemos permitir que nos abrumen los problemas, ni amedrentarnos ante ellos... Debemos ser optimistas porque ese ha sido siempre el espíritu de la Revolución", sentenció el mandatario.

También en la reunión, el jefe de la Comisión Permanente para la Implementación y Desarrollo, Marino Murillo Jorge, apuntó que se continúa trabajando en el cumplimiento del cronograma aprobado la unificación monetaria y cambiaria.

En Cuba circulan a la vez desde mediados de la década de los años 90 el peso nacional, el signo monetario tradicional, y el CUC, una moneda divisa cuya unidad vale 24 de la primera, medida que se adoptó entre otras para enfrentar la crisis financiera que sufrió la economía nacional al desintegrarse la Unión Soviética y el bloque socialista europeo, que eran su mercado crucial.

El peso es utilizado por el Estado, máximo empleador en el país, para pagar todos sus salarios y cobrar sus servicios públicos.

Murillo Jorge, también vicepresidente del Consejo de Ministros, reiteró la idea de que "la unificación monetaria por sí misma no resolverá todos los problemas de la economía, sino que forma parte indispensable de un proceso que incluye la implantación del resto de las políticas dirigidas al incremento de la eficiencia y el nivel de productividad del trabajo, además del perfeccionamiento de los diferentes mecanismos distributivos de la riqueza creada".

Reseñó además el inicio de un proceso gradual de ampliación de la autonomía y facultades en la empresa estatal socialista con el objetivo de "crear las condiciones que le permitan desempeñar el papel que verdaderamente le corresponde en la economía".

Añadió que desde abril de 2013 se ha autorizado la formación de 498 cooperativas, de las cuales hasta mayo último han sido constituidas 249, y en cuanto al trabajo "por cuenta propia" (privado), anunció que hasta el pasado mes se registran más de 467.000 personas acogidas a esta modalidad.