La economía brasileña crecería a una tasa menor a la prevista en 2017 y el gobierno podría tener que subir los impuestos, dijo este miércoles el ministro de Hacienda del país, Henrique Meirelles.

El Producto Interno Bruto (PIB) alcanzaría el 2% en el cuarto trimestre, en vez del 2,7% que se proyectaba anteriormente, dijo el funcionario a medios tras un evento en Sao Paulo.

Como resultado, el crecimiento del año completo debería promediar "poco menos" de la estimación oficial de 2%, agregó Meirelles.