La economía chilena creció un 15,6% interanual en septiembre apoyada sobre todo en servicios, debido a una mayor apertura tras las restricciones impuestas por la pandemia de coronavirus, a medidas de apoyo a los hogares y al retiro parcial de fondos previsionales, informó este martes el Banco Central.

El Indicador Mensual de Actividad Económica (Imacec), que representa cerca de un 90% del Producto Interno Bruto (PIB) del país sudamericano, subió un 1,7% en términos desestacionalizados frente al mes de agosto.

Todos los componentes del Imacec crecieron respecto al mismo periodo del año anterior, destacando la contribución de las actividades de servicios y, en menor medida, de la producción de bienes y el comercio.

Este resultado se explicó, principalmente, "por la mayor apertura de la economía, las medidas de apoyo a los hogares, los retiros parciales de los fondos previsionales y por la menor base de comparación de septiembre del año anterior".

Por su parte, el crecimiento del Imacec desestacionalizado fue explicado por el desempeño de los servicios, reflejando las menores restricciones a la movilidad de las personas respecto del mes anterior.