El ritmo de la economía costarricense sigue con una tendencia a la desaceleración. Sin embargo, hay rubros como el de servicios que siguen creciendo de forma robusta.

Según Nación.com, la actividad muestra una desaceleración la cual se agudizó en los últimos cuatro meses. La fuente toma como base los últimos datos disponibles del Banco Central que recogen los resultados del índice mensual de la actividad económica (IMAE) hasta agosto de 2011.

“La desaceleración implica que la actividad productiva crece, pero cada mes a menor ritmo. En mayo pasado el indicador aumentó un 4,27% respecto al mismo mes del año anterior; en junio el incremento fue del 4,11%; en julio del 3,98% y en agosto de un 3,72%”, destaca el portal.

El indicador utilizado es la serie tendencia ciclo, que excluye factores estacionales e irregulares.

Por sector, el de servicios empresariales (incluye los centros de llamadas) mantiene un robusto crecimiento, con una variación interanual en agosto del 13,5%; le siguen transporte, almacenamiento y comunicaciones con un aumento del 7,07%, y la construcción, la cual continúa con su recuperación y subió un 4,5% en agosto.

Por su parte, el sector agropecuario registró una caída por segundo mes consecutivo. En agosto dicho indicador bajó 0,54% respecto al mismo mes del año anterior.