La economía de Estados Unidos creó menos empleos en abril que durante los primeros tres meses del año, y la tasa de desempleo permaneció sin cambio con respecto a marzo en 5%, señaló el Departamento del Trabajo.

El empleo en nómina no agrícola total aumentó en 160.000 en abril, muy por debajo de los 200.000 esperados en el mercado y el ritmo más lento en siete meses. De enero a marzo se crearon en promedio 200.000 empleos al mes.

La distribución del crecimiento del empleo en abril fue razonablemente similar a las tendencias recientes. La manufactura y la minería enfrentan todavía dificultades pero mostraron un mejor crecimiento en abril con respecto al año pasado, indicó hoy en un comunicado el presidente del Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca, Jason Furman.

La tasa de participación de la mano de obra, la proporción de la población en edad de trabajar empleada o en busca de un empleo, disminuyó a 62,8% luego de crecer a 63% en marzo.

El salario promedio por hora de todos los empleados aumentó ocho centavos a US$25,53, luego de un incremento de seis centavos en marzo. Las ganancias laborales promedio han aumentado 2,5% anualmente, más que el incremento de 2,3% en marzo.

De acuerdo con los analistas, como la tasa de desempleo de 5%, por debajo de su promedio previo a la recesión de 5,3%, el menor aumento en el empleo no será un preocupación máxima para los funcionarios de la Reserva Federal (Fed).

La presidenta de la Fed, Janet Yellen, dijo el año pasado que añadir 100.000 empleos al mes es suficiente para absorber a los nuevos candidatos en la mano de obra.

La Fed estadounidense mantuvo la tasa de interés de corto plazo de referencia sin cambio en diciembre pasado. Los funcionarios de la Fed han pronosticado dos alzas más para este año.

El mes pasado, los funcionarios de la Fed señalaron la mejoría en el mercado laboral, aunque expresaron su preocupación acerca de la economía desacelerada y la inflación baja.