Washington. El empleo en Estados Unidos probablemente creció de manera sólida por tercer mes consecutivo en febrero, una señal de que la recuperación económica es cada vez más duradera y que cada vez requiere menos del estímulo monetario de la Reserva Federal.

La economía probablemente creó 210.000 empleos el mes pasado, según un sondeo de Reuters, después de una lectura de 243.000 en enero. La tasa de desempleo se habría mantenido en un mínimo de tres años de un 8,3%.

Si las previsiones son exactas, el reporte de empleos que el gobierno publicará este viernes marcaría la primera vez desde principios del 2011 en que las nóminas crecieron en más de 200.000 puestos por tres meses consecutivos - un resultado que podría aumentar las posibilidades del presidente Barack Obama de ganar la reelección.

"La mejora en el mercado laboral es otra señal de que la recuperación se está ampliando y reduce la urgencia para que la Fed actúe ahora", dijo Ryan Sweet, economista senior de Moody's Analytics en West Chester, Pensilvania.

El departamento del Trabajo dará a conocer el reporte de empleo a las 08.30 hora local (1330 GMT).

Aunque el mercado laboral está ganando cierta fuerza, el ritmo de mejora es demasiado lento para absorber a los 23,8 millones de estadounidenses que están sin trabajo o subempleados.

El presidente de la Fed, Ben Bernanke, describió la semana pasada al mercado laboral como "lejos de ser normal" y dijo que una mejora continua requiere de una mayor demanda de bienes y servicios estadounidenses.

Sin embargo, sugirió que la perspectiva tendría que deteriorarse para que el banco central estadounidense ponga en marcha una nueva ronda de compras de bonos. Funcionarios dijeron en enero que esperan que el crecimiento este año no supere el 2,7%.

El reporte de empleo, que establece el tono para los mercados financieros del mundo, se sumaría a la lista de datos que destacan la fuerza subyacente de la economía estadounidense.

También proporcionaría una señal de esperanza para la recuperación global en un momento en que el crecimiento se está desacelerando en China y la zona euro parece estar cayendo en recesión.

La tasa de desempleo en el área de la zona de moneda común de 17 naciones se elevó hasta un 10,7 por ciento en enero, su máximo desde que el euro comenzó a circular en el 2000.