Washington. La economía de Estados Unidos creció en el segundo trimestre del año a un ritmo anual del 4,6%, el mayor crecimiento desde que acabó la crisis económica a mediados de 2009, informó el Gobierno.

El alza del producto interno bruto (PIB) en el segundo trimestre, anteriormente calculada por el Departamento de Comercio en un 4,2%, se debió principalmente al aumento de las exportaciones y al estímulo recibido por la inversión empresarial.

En el segundo trimestre, el gasto de los consumidores, considerado el auténtico motor de la economía norteamericana por representar más de dos tercios del PIB, aumentó a un ritmo anual sostenido del 2,5%.

La mayor ganancia se registró en la inversión empresarial, con un gasto en infraestructuras, como oficinas y fábricas, que subió del 9,4% calculado antes a un 12,6%, y el gasto en maquinaria fue revisado al alza de un 10,7% a un 11,2%.

El alza registrada en el sector de las exportaciones se ubicó en un 11,1% en el trimestre, el mayor aumento en tres años.