El crecimiento económico de Estados Unidos se apresta a repuntar durante el segundo trimestre, aunque la fortaleza del dólar podría quitarle impulso y sumar argumentos para que la Reserva Federal empiece a elevar su tasa de interés clave más adelante este año, mostró un sondeo de Reuters.

El crecimiento se frenó severamente a inicios del 2015, puesto que la economía se vio afectada por las duras condiciones del invierno boreal, la debilidad de la demanda global y una disputa laboral en los puertos de la Costa Oeste estadounidense, ahora resuelta.

La actividad también se vio impactada por el dólar, además de los precios más bajos de la energía, que han recortado las ganancias corporativas.

El sondeo realizado a 85 economistas prevé que el Producto Interno Bruto de Estados Unidos se expandirá a un ritmo de 3,1% anual en el segundo trimestre. La cifra se compara con la estimación de un crecimiento de 3% entregada en marzo.

La encuesta también mostró que la estimación de crecimiento para el 2015 permanece en un 2,8%.