La economía española arrancó el año con un crecimiento del 0,8% en los primeros tres meses del año, mostraron este jueves datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), en línea con las estimaciones provisionales anunciadas a fines de abril.

En términos interanuales, el Producto Interior Bruto (PIB) creció un 3% en el primer trimestre.

En el cuarto trimestre de 2016 el PIB había avanzado un 0,7% respecto al trimestre anterior y un 3% interanual.

La aceleración del crecimiento de una décima en España en el primer trimestre contrasta con la expansión económica de la Unión Europea, cuya tasa intertrimestral bajó una décima, al 0,5%.

Según el INE, en el primer trimestre la contribución nacional al crecimiento anual fue de 2,2 puntos y la demanda exterior aportó los 0,8 puntos restantes.

En cuanto al empleo, creció un 2,5% interanual en el primer trimestre, dos décimas menos que en el cuarto trimestre.