Washington. La economía de Estados Unidos creció 2,6% en el cuarto trimestre de 2017, inferior al crecimiento de 3,2% del trimestre previo, dijo este viernes el Departamento de Comercio.

El gasto del consumidor, que representa más de dos terceras partes de la economía, se mantuvo como el principal motor de crecimiento. El consumo aumentó 3,8% en el trimestre, el índice de crecimiento más acelerado en tres años.

Ese rubro contribuyó con 2,58 puntos porcentuales al crecimiento en el cuarto trimestre, a diferencia de los 1,49 puntos porcentuales del tercer trimestre.

La inversión en inventarios privados se desaceleró en el cuarto trimestre, lo que restó 0,67 puntos porcentuales al  crecimiento económico.

En todo 2017, la economía se expandió a un sólido ritmo de 2,3%, superior al incremento de 1,5% de 2016, pero por debajo de las expectativas del mercado de 2,5%.

Con una fuerte demanda interna, las importaciones se incrementaron a su ritmo más rápido en más de siete años y registraron un aumento de 13,9%. Por su parte, las exportaciones netas redujeron 1,13 puntos porcentuales el crecimiento del producto interno bruto (PIB).

En todo 2017, la economía se expandió a un sólido ritmo de 2,3%, superior al incremento de 1,5% de 2016, pero por debajo de las expectativas del mercado de 2,5%.

La expansión, que empezó a mediados de 2009, es la tercera más prolongada en la historia estadounidense. Sin embargo, se mantiene en un ritmo modesto, más lento que los anteriores ciclos de expansión.

Con la aprobación del proyecto de recortes fiscales el año pasado, los economistas esperan que la economía continúe con un firme crecimiento este año.

El informe del PIB publicado es el cálculo preliminar. El Departamento de Comercio tiene previsto publicar las estadísticas revisadas en febrero, con base en datos más completos.