Tokio. La economía de Japón se contrajo un 0,3% entre abril y junio, una caída menor a la registrada en el trimestre previo mientras la producción se recupera de un devastador terremoto en marzo, indicaron el lunes datos de la oficina del Gabinete.

La contracción intertrimestral fue menor a la mediana de las estimaciones que preveía un 0,7% y se da luego de una contracción del 0,9% en enero-marzo.

El producto interno bruto de Japón (PIB) registró una caída anualizada del 1,3%, inferior al 2,6% estimado en la mediana de las proyecciones.

El consumo privado, que conforma cerca del 60% de la economía, cayó un 0,1% en abril-junio luego de que algunos hogares recortaran sus gastos en un contexto marcado por el fuerte sismo, tsunami y crisis nuclear que golpearon el país en marzo.

La demanda externa, o las exportaciones netas, presionaron el Producto Bruto Interno en 0,8 puntos porcentuales, ya que el desastre evitó que algunos manufactureros japoneses enviaran productos al exterior, mientras las importaciones crecieron y las economías externas mostraron señales de desaceleración.

Es probable que Japón salga de una recesión en el trimestre julio-septiembre, pero un yen en alza y los temores generalizados de una crisis de deuda soberana exponen riesgos para la frágil recuperación del país.