Bruselas. La economía de la eurozona registró un importante crecimiento del 2,5% en 2017, informó este martes la oficina de estadísticas europea, Eurostat, con Francia registrando su mejor dato desde 2011.

El aumento fue bastante mayor que el de 2016, cuando el producto interior bruto (PIB) de la zona euro creció un 1,7%.

El grupo de la moneda única, compuesto por 19 países, registra desde hace cinco trimestres tasas de crecimiento elevadas. En el cuarto trimestre de 2016 fue del 0,6%, informó Eurostat, y en el tercer trimestre, del 0,7%.

Varias de las grandes economías de la zona euro ofrecieron también buenos datos de crecimiento para el conjunto de 2017. Entre ellas está Francia, que en 2017 registró su mejor dato de los seis últimos años. Su PIB creció un 1,9%, según informó la oficina de estadísticas francesa Insee en una primera estimación.

La segunda mayor economía del grupo ganó velocidad respecto a 2016, cuando creció un 1,1%. La buena marcha del PIB francés se basa en las inversiones de las empresas y la fortaleza del consumo privado.

España, cuarta economía del grupo, registró un crecimiento del 0,7% en el cuarto trimestre de 2017, lo que supone una leve ralentización respecto al 0,8% del trimestre anterior y al 0,9% del segundo trimestre, el mejor dato desde finales de 2015.

Por su parte, el PIB alemán aumentó un 2,2% en 2017, según había informado ya a mediados de enero la oficina de estadísticas germana, registrando así su octavo año consecutivo en positivo y el mejor desde 2011.