Ciudad de México. La economía de México creció más de lo esperado en el cuarto trimestre frente a los tres meses previos, según cifras preliminares, impulsada por el sector primario y la reconstrucción tras dos fuertes sismos que golpearon al país en septiembre, dijo este martes el instituto de estadísticas, INEGI.

El Producto Interno Bruto (PIB) se expandió un 1,0% en el periodo octubre-diciembre de 2017, que se compara con un retroceso de 0,3% en el tercer trimestre, según cifras preliminares y ajustadas por estacionalidad.

Analistas habían estimado en un sondeo previo de Reuters una expansión del 0,6% a tasa desestacionalizada frente al trimestre anterior.

La mejora en el último trimestre se debió en parte al crecimiento de un 3,1% del sector primario y de un 1,2% en el comercio. Las actividades secundarias, en tanto, avanzaron un 0,1% en octubre-diciembre.

Algunos analistas habían pronosticado el repunte trimestral basados en que en noviembre el Indicador Global de la Actividad Económica creció por segundo mes consecutivo, luego de contraerse en septiembre por efecto de los terremotos.

En su comparación anual, el PIB de México creció un 1,8% en el último trimestre de 2017, según datos originales preliminares. En todo 2017, la economía avanzó alrededor de 2,1%, según el INEGI, tras haberse expandido un 2,9% en 2016 y un 3,3% en 2015.

Desde comienzos de 2017, la economía mexicana estuvo lidiando con la incertidumbre generada por la retórica del nuevo Gobierno de Estados Unidos en contra de México y del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que se está renegociando.

En julio, México elegirá nuevo presidente y renovará el Congreso. Hasta ahora, los sondeos electorales han estado liderados por el candidato izquierdista Andrés Manuel López Obrador, quien ha manifestado su intención de echar para atrás las reformas estructurales del gobierno de Enrique Peña Nieto.

Pese al temor que tales expectativas han generado en los mercados, Alfredo Coutiño, director de Moody´s Analytics para América Latina, prevé que en 2018 la economía sea beneficiada transitoriamente por el efecto expansivo del gasto político-electoral. El gobierno de México mantiene la expectativa de crecimiento para 2018 por encima de 2,0%.

Las cifras definitivas se publicarán el 23 de febrero.