Lima. La economía peruana creció en noviembre a su menor tasa en casi dos años, en medio de un declive del clave sector fabril ante una menor demanda externa y por una desaceleración en las inversiones, aunque la cifra resultó levemente mejor a la esperada.

Pese a la desaceleración, analistas estiman que el Banco Central mantendrá su tasa de interés de referencia sin cambios por más tiempo, debido a que el consumo interno continúa sólido.

La economía de Perú se expandió 4,95% interanual en noviembre, su menor ritmo de crecimiento desde el repunte del 3,9% de enero del 2010, según datos del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI).

Sin embargo, la cifra de noviembre fue un poco superior al 4,7% previsto por analistas en un sondeo de Reuters.

En tanto que frente a octubre, la economía se expandió 0,9% según las cifras desestacionalizadas.

"El crecimiento sigue sustentado por la demanda doméstica, como se puede ver en el desempeño del comercio, transporte y servicios en general", dijo Pedro Tuesta, analista de 4CAST en Washington.

"Eso obscurece el pobre desempeño de la manufactura, que está siendo afectada por la demanda externa", explicó Tuesta, quien destacó el fuerte declive en las exportaciones de textiles.

La desaceleración de noviembre se debió principalmente a una contracción del rubro manufacturero -el de mayor peso en la ponderación de la producción nacional-, que se contrajo por segundo mes consecutivo, esta vez 0,73%, en medio de una menor demanda externa.

El otro sector que cayó en noviembre fue el minero, con una contracción del 1,02%. Perú es un importante proveedor mundial de metales como el cobre, utilizado en la construcción.

Asimismo, una desaceleración en las inversiones también incidió en el desempeño de la actividad económica en noviembre.

El sector construcción, por ejemplo, se expandió un moderado 3,23%.

Sin embargo, la demanda interna permanece en niveles sólidos, lo que se puede apreciar en el desempeño de los sectores comercio, transporte y comunicaciones y servicios en general.

El rubro comercio creció 7,02% interanual en noviembre y el de transporte y comunicaciones 9,29%, según el gobierno.

Asimismo, los sectores servicios repuntaron entre 5,07% y 7,71% en noviembre, frente al mismo mes del año previo, agregó el INEI.

Perú creció 6,95% entre enero y noviembre, una de las tasas más altas de Latinoamérica y cercana al 7% estimado para el 2011 por el gobierno, pero inferior al 8,8% del 2010.

Tasa permenecería estable. Analistas estiman que el Banco Central mantendrá su tasa de referencia sin cambios por más tiempo, debido a que la inflación supera el rango meta del organismo de 1% a 3% y a que la desaceleración local ha estado dentro de lo previsto.

"Dado que la desaceleración de la economía está dentro de lo esperado y que el consumo es la mayor fuente de crecimiento, el Banco Central de Reserva debe mantener la tasa por un prolongado tiempo", dijo Tuesta.

La autoridad monetaria mantuvo la semana pasada su tasa clave de interés de referencia en 4,25% por octavo mes seguido, citando un menor crecimiento del gasto y los riesgos financieros globales.

Respecto a la inflación, que con 4,74% superó el año pasado el rango meta del Banco Central, el organismo dijo que el avance de los precios ha obedecido principalmente a factores temporales de oferta.

El Banco Central espera que la inflación converja al rango meta durante el 2012.

Por otro lado, la tasa de desempleo en la capital de Perú, de referencia para el país, bajó 0,02 puntos porcentuales a 7% en el trimestre móvil octubre-diciembre del 2011 frente al mismo período del año anterior, precisó el INEI.