Madrid. La economía de España tendrá un crecimiento negativo en el último trimestre del 2011 y entrará debilitada al primer trimestre del 2012, dijo este lunes el ministro de Economía y Competitividad del país ibérico, Luis de Guindos.

"Seguramente en este (último) trimestre la economía española ha tenido una recaída y volvamos a una tasa de crecimiento negativa, lo cual va a determinar, lógicamente, el perfil en el cual nos adentremos en el año próximo; va a ser un perfil relativamente desacelerado", advirtió De Guindos en un acto de toma de posesión de cargos del Ministerio de Economía.

"Los próximos dos trimestres, que nadie se engañe, no van a ser sencillos desde el punto de vista del crecimiento y desde el punto de vista del empleo", agregó.

Las previsiones oficiales apuntan a un crecimiento del Producto Interno Bruto de un 2,3 por ciento para el 2012.